miércoles, 10 de septiembre de 2008

Bellas anécdotas veraniegas en una tienda de videojuegos:

Me divertí un mucho leyendo las desventuras de un pobre chico que tuvo que trabajar en una tienda de videojuegos en este verano español, tiene cosas como:

Padre preocupado: Hola, le compré esta película de Barbie a mi hija y resulta que es un videojuego o algo así, sólo quería advertiros.
Yo: Euh, caballero, de hecho VENDEMOS videojuegos y no películas
Padre preocupado: ¡¡Qué dices!! ¡¡Yo creía que era cine!! ¡No, no quiero que caiga en el vicio tan pronto!
Yo: Pero…
Padre preocupado: ¡Todos los que juegan a videojuegos están tarados! ¡Ta-ra-dos! ¡Adios!

(se marcha corriendo ante la mirada asesina de los dos que estábamos tras la barra)

En Argentina es difícil encontrar a alguien que haya vendido videojuegos originales y en grandes tiendas alguna vez. Pero los hay, de hecho Dago y yo hemos pasado por ese traumatico momento alguna vez...

Link al Blog

-Danyelon
Publicar un comentario